Necesita el Flash Player y activar Javascript.

¡Hola!

Somos una granja familiar en Galicia. En ella producimos leche y productos lácteos muuuy ricos y con 0%arghs! Tenemos 200 hectáreas de prados y bosques en los que pasean y pacen nuestras 350 vacas felices. Pero nuestras vacas no son vacas cualquiera porque...
¡¡son vacas ecológicas!!
Antes de explicarte lo que es la agricultura ecológica, déjanos que te contemos cómo hemos llegado a embarcanos en esta aventura ecológica.
 
¡Comienza la aventura!

En los años 60
Felipe y Victoria Fdez-Armesto, grandes amantes de las vacas felices, le dieron vida a Casa Grande de Xanceda. Trajeron desde Canadá a 30 vacas frisonas para dedicarse a su gran pasión.


 Aunque en esa época no existía la agricultura ecológica certificada oficialmente, desde el principio evitaron el uso de pesticidas, herbicidas y otros productos químicos por convencimiento de que había una forma más responsable y respetuosa de producir lácteos ¡y que razón tenían!

 

Con esta visión y este convencimiento la granja fue creciendo y con el cambio generacional en 2002, la granja ya había alcanzado su tamaño actual.

El nombre de la granja se debe a una casona del siglo XVIII situada en los terrenos de nuestra granja y en la que actualmente tenemos nuestras oficinas y nuestra Eco Cocina, donde nos juntamos todo el equipo a tomar café con leche (¡ecológica, por supuesto!)

¡La aventura ecológica!

En 2002 decidimos certificar oficialmente como ecológica nuestra ganadería. Fuimos una de las primeras ganaderías lácteas en convertirse en ecológica y en la actualidad somos los segundos mayores productores ecológicos de España.

Nuestra granja ecológica se distingue de las convencionales por lo siguiente:

1. Las vacas no deben comer ningún tipo de alimento que haya sido tratado con herbicidas o pesticidas, ni con ningún tipo de aditivo. Por tanto en nuestros prados para el pastoreo de las vacas o aquellos en los se cosecha la alimentación de las vacas todos estos productos químicos están prohibidos.

2. Los abonos químicos también están prohibidos. Nosotros usamos sólo el compostaje generado por las propias vacas para fertilizar los prados.

3. Las vacas deben vivir al aire libre y deben alimentarse sobre todo con el pastoreo.

4. Por cada dos vacas es necesario tener un mínimo de una hectárea de prado.

5. No forzamos la producción de las vacas artificialmente, ni con hormonas ni con potenciadores de comida artificiales. Además el tratamiento con antibióticos de las vacas está prohibido.

 

                                                  
Por todo ello
:

La leche que producen nuestras vacas, aunque en cantidad es la mitad quela que producirían vacas convencionales, es muy superior en calidad y esta libre de cualquier tipo de residuo químico.

Nuestros prados y bosque, al no haber sido envenenados con pesticidas (para acabar con insectos) y herbicidas (para acabar con malas hierbas) fomentan que haya biodiversidad, animales, y flora autóctonos. ¡Mantenemos 200.000m2 libres de químicos y pesticidas!

¡La aventura yogurtera!


En el año 2006 nos planteamos la siguiente pregunta:
¿Si tenemos una leche tan extraordinariamente rica y tan buena para la salud, ¿por qué no ofrecérsela nosotros mismos al consumidor final?

De ahí surgió la idea de crear nuestros propios productos lácteos ecológicos con la leche fresca y ecológica de nuestra propia granja. De esta forma podríamos controlar todo el proceso de producción, desde la hierba del prado hasta el producto envasado en la tienda.

En 2007 construimos nuestro taller de yogur, con materiales 100% ecológicos y con piedra antigua de casas rurales derruidas. Nuestra intención era mantener la arquitectura tradicional gallega y crear una complicidad con el entorno histórico de la Casa Grande de Xanceda, pero contar con una maquinaria altamente tecnológica e innovadora dentro de nuestras instalaciones.
¡Fue asi cómo empezamos a elaborar los yogures ecológicos Casa Grande de Xanceda!

 

En 2011 además decidimos ampliar nuestra gama de productos y producir Queso Curado Ecológico, por supuesto también con ¡nuestra propia leche!

Así, con mucho esfuerzo pero sobre todo con mucha ilusión y con unas vacas muuuuy simpáticas, nuestra pequeña granja familiar se ha hecho un huequito en los estantes de las tiendas.

¡Y la aventura continua!

   
Enviar Email www.prodesin.com Youtube Facebook Twitter Linkedin Pinterest
Mota Legal y Política de Privacidad